Cómo enseñar a los niños sobre el cuidado de los animales

niños perros

El gusto por los animales, ya sea de adopción o, en su caso, de la lamentable compra de mascotas (también llamados animales de compañía); así como aquellos que visitamos en parques, circos y zoológicos, además de los que nos encontramos de manera silvestre en los viajes, representa también algunos cuidados que, como adultos, quizá ya lo tenemos concientizado, pero es nuestra labor enseñarle a los más pequeños algunas recomendaciones sobre el cuidado y respeto que debemos tener respecto a esto animales.

Un animalito de compañía no es un juguete. A la hora de adoptar –existen muchos animalitos que requieren de amor y cariño en albergues- y regalarle a nuestros hijos, es importante mencionarles que es un ser vivo, no un juguete, objeto o, mucho menos, un peluche; por lo que no se debe de maltratar.

El respeto por su vida y la conciencia de ello. Todos los animales, pequeños o grandes, amigables o salvajes, son seres vivos. Por lo que se les debe de dar una buena calidad de vida –incluso los que nos encontramos a nuestro paso en bosques, playas y demás ecosistemas-, alimentarlo de acuerdo a sus necesidades y protegerlo de los demás, tanto humanos como otros animales que representen ponerlo riesgo.

Es una responsabilidad, representa cuidados y entrega. No sólo en momentos de diversión son nuestra compañía, debemos de hacernos cargo de sus horarios de alimentos, agua, limpieza, vacunas, casa, y todo lo necesario para que, al igual que nosotros, disfrute de su estancia en donde se encuentre.

Buscarle un espacio adecuado y limpiarlo, es una tarea que, compartida entre padres e hijos, puede ayudar a estrechar vínculos afectuosos al tiempo que se enseñan responsabilidades y cuidados para nuestras mascotas.

facebooktwittergoogle_plusmail

Se han cerrado los comentarios