¿Cómo tratar y separar los residuos biológicos infecciosos?

BlogEn 1995 en el diario oficial de la federación, se publicó la primera norma para regular el manejo de los Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos (RPBI). El objetivo principal es proteger al personal de salud de los riesgos relacionados con el manejo de estos residuos, así como proteger el medio ambiente y a la población que pudiera estar en contacto con estos residuos.

Para que un residuo sea considerado RPBI debe de contener agentes biológico-infecciosos. La norma señala como agente biológico-infeccioso “cualquier organismo que sea capaz de producir una enfermedad”

Sin embargo, los desechos (pañales, toallas femeninas, condones, etc.) que provengan de pacientes que no sean sospechosos de alguna enfermedad infectocontagiosa, como pacientes traumatizados, mujeres en trabajo de parto, o enfermedades crónico degenerativas, no deben de ser considerados RPBI

La NOM-087-ECOL-SSA1-2002 es la norma modificada en el 2002 que habla sobre el adecuado manejo de RPBI. “El ser humano y sus excretas, secreciones, son los mismos en cualquier sitio donde éste los genere (hogar, centro de trabajo, hospitales, etc.)”. Esto significa que las excretas, orina, flujo menstrual, etc. de un paciente son idénticos estando en su casa o en el hospital, y por lo tanto no hay porque darles un manejo diferente.

No es considerado un residuo peligroso biológico infeccioso: Torundas y gasas con sangre seca o manchadas de sangre, Material de vidrio utilizado en laboratorio, Muestras de orina y excremento para análisis de laboratorio y Tejidos, partes del cuerpo en formol.

Para poder tratar hay que separar los residuos. Aquí te presentamos la lista de pasos a seguir para el manejo correcto de los RPBI según las recomendaciones de la Secretaría de salud del Gobierno de México.

  • PASO 1 IDENTIFICACIÓN DE LOS RESIDUOS: Para su correcta identificación y posterior envasado, la separación de los residuos se debe de realizar de acuerdo a su estado físico (líquido o sólido) y su tipo. Ejemplo, objetos punzocortantes o sangre liquida.
  • PASO 2 ENVASADO DE LOS RESIDUOS GENERADOS: Una vez que los residuos han sido identificados y separados de acuerdo al tipo y estado físico, estos deberán ser envasados
  • PASO 3 ALMACENAMIENTO TEMPORAL: Para evitar que los RPBI se mezclen con la basura común, se debe de preestablecer un sitio para el almacenamiento temporal de los RPBI.
  • PASO 4 RECOLECCIÓN Y TRANSPORTE EXTERNO: Para disminuir riesgos, el personal encargado de la recolección de los residuos sólidos debe de estar capacitado en su manejo
  • PASO 5 TRATAMIENTO: Las instituciones de salud, pueden realizar el tratamiento final de los residuos dentro de la misma unidad médica. La forma más limpia y barata es utilizando un autoclave, excepto para punzocortantes y partes de cuerpo. Una vez estériles e irreconocibles se podrán disponer como basura común.
  • PASO 6 DISPOSICIÓN FINAL: Los RPBI que hayan sido tratados podrán disponerse en los camiones recolectores de basura común, mientras que los RPBI sin tratamiento deberán enviarse a empresas recolectoras autorizadas.

Pese a tener un adecuado manejo en los RPBI y prevenir diferentes enfermedades e infecciones en el ser humano, no descarta la posibilidad de que estos productos queden abandonados y votados en situación de difícil acceso, como son los mares, ríos, desiertos, o cualquier otro sitio de área natural.

Si bien significa un cuidado a la salud pública, no garantiza el cuidado al medio ambiente, por ello se hace un llamado a no utilizar de manera excesiva y seguir cada uno de los pasos para que las empresas recolectoras autorizadas le den un adecuado tratamiento y  uso sin la necesidad de afectar a la flora y fauna de nuestro planeta. Cuidemos nuestro planeta, cuidemos todos.

Se han cerrado los comentarios