Comprar especies exóticas fomenta la extinción

Earthgonomic_Especies_blog06_08_20

Una de las principales amenazas a las que se enfrentan diferentes especies consideradas exóticas, es la caza y compra indiscriminada ¿pero qué es una especies exótica?

Se entiende como cualquier especie foránea, que provienen de un ámbito geográfico o ecológico diferente, o sea, que no son nativas o autóctonas del hábitat en el que se encuentran, sino que han llegado a él debido a migraciones o por intermedio del ser humano.

Hay que recordar que no toda especie exótica es invasora pero, en algunos casos, la llegada de estas especies suelen modificar, de manera permanente, el ecosistema receptor. Esto se debe, ya que,  al provenir de un entorno totalmente diferente, carece de depredadores naturales y de un orden estable en la cadena alimenticia.

Una de las principales razones en los cambios del entorno natural son debido al ser humano, puesto que en muchos de los casos son utilizados para hacer más productivos las necesidades que requiere, por ejemplo, cultivos o crianza animal.

Algunas de las especies exóticas más comunes en el mundo son:

Las vacas (Bostaurus). Las vacas son originarias del Sur asiático, pero fueron introducidas al mundo entero como parte del auge de la ganadería y la agricultura humana.

La salamandra tigre (Ambystomatigrinum). Introducida en los Estados Unidos para servir de carnada a los pescadores,
El arce real (Acer platanoides). Una planta arbórea proveniente de Europa, fue introducida a Estados Unidos y Canadá
La mariquita asiática (Hamoniaaxyridis). Es un insecto originario de Asia, pero fue introducida en Norteamérica, Europa y Sudamérica con fines de pesticida natural

En México, el ratón (Mus musculus Linnaeus) originario de África (Egipto), Asia (Japón y Nepal), Europa (Gran Bretaña y Suecia) quién llegó por los diversos viajes en barcos del viejo continente tiene un reporte invasivo muy alto pero un nulo impacto al ecosistema, según datos de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Para contar con algún animal que se encuentre fuera de su hábitat, se necesita cumplir con diversos lineamientos. En México existen permisos para transportar, adquirir o salvaguardar especies exóticas como mascotas y animales de compañía.

Los documentos necesarios para su autorización son: Contar con identificación oficial vigente, acta constitutiva o poder notarial, comprobante de domicilio, documentación que acredite la legal procedencia de los ejemplares a registrar (facturas o notas de pago), cartilla médica del ejemplar y carta de compromiso.

A pesar de que está regulado el tráfico de especies, no deja de ser un problema ambiental, político y económico para todos los países, ya que al modificar cualquier espacio, este altera el comportamiento de todo un ecosistema que por supuesto, incluye al ser humano.

La demanda de especies exóticas ha ido en aumento en las últimas décadas, es por esto, que es necesario un plan de concientización a la población y no necesariamente de regulación política. Hay que recordar que la restauración de un ecosistema es tardado y muy costoso.

Se han cerrado los comentarios