Construyen voluntarios de Anaerobia jardín polinizador en Puebla

jardin polinizador

El fin de semana pasado voluntarios de la empresa Anaerobia participaron en la construcción de un jardín polinizador en el Parque Estatal Flor del Bosque en Puebla que tendrá la función de ofrecer alimento a la fauna silvestre para que disperse polen y fomente la reproducción de plantas.

El director general de Earthgonomic México, Sergio Roldán, afirmó que Anaerobia innova en el tema de voluntariado, y asume el RETO de ir más allá al hacer un jardín que beneficiará a los insectos que tienen un papel destacado en la biodiversidad del planeta.

Tan solo el 75 % de las especies vegetales cultivadas por el hombre requieren ser polinizadas por mariposas, avispas, abejas, coleópteros (escarabajos), dípteros (moscas), colibríes, así como murciélagos, explicó el coordinador de Educación Ambiental de Earthgonomic México, Aldo Morales.

Actualmente, las poblaciones de polinizadores están en peligro debido al uso de pesticidas, deforestación, contaminación, así como el desconocimiento que hay sobre la función que realizan dentro de los ecosistemas y para la producción de alimentos, refirió.

Manos a la obra

Los voluntarios que participaron en la construcción del jardín polinizador y un hotel para insectos junto al área para skateboarding “Horizonte de Sucesos”, plantaron especies nativas y domesticadas como: la Dalia (la flor nacional de México); la lantana, el romero, la lavanda, la margarita, la monalisa, el mirto y  la caléndula.

Desde el 24 de diciembre de 1985, este bosque de más de 719 hectáreas, ubicado en el municipio de Amozoc, Puebla, fue catalogado como área natural protegida. En él habitan, 217 animales (99 mamíferos, 95 aves y reptiles) entre ellos el venado cola blanca, cacomixtles, mapaches, monos araña, pavorreales, tucanes, coyotes, tlacuaches, gallinas de Guinea, entre otros.

Abelino Merlo, director de Operaciones de Anaerobia, sostuvo que para una empresa socialmente responsable es importante integrar a su colaboradores, familiares y amigos en actividades que contribuyan a la mejora del ambiente.

“Habitamos esta tierra maravillosa y tenemos que ayudarla a que nos siga dando vida sino la cuidamos podemos acabar con ella, por eso es importante auxiliar al ser humano, los animales, las plantas, para que se mantenga la tierra”, resaltó.

En su oportunidad, Gabriel Hernández Soriano, del Departamento de Servicios Industriales, agradeció que Anaerobia les permita tener una convivencia de este tipo en la que en medio de risas y buenos momentos constatan una vez más que el trabajo coordinado da buenos resultados.

Como equipo conforta, une más, pasas un buen momento en compañía de amigos, además de que aprendes a tratar a otras personas, conoces de la naturaleza y de las plantas, afirmó.

El jardín polinizador que abarcó un espacio de 224 metros cuadrados; incluyó una estructura de madera en la que podrán alojarse y dormir pequeños animales (hotel de insectos), bebederos para polinizadores y 350 plantas con flores de las que podrán alimentarse.

hotel de insectos

Se han cerrado los comentarios