La Contaminación Lumínica

ContaminacionLuminica

Es un hecho conocido que el gasto energético eléctrico es nocivo para el Planeta, pero lo que la mayoría de las personas no sabe es que la luz artificial genera un tipo de contaminación conocida como contaminación lumínica, la cual afecta la salud de las personas y algunas otras especies.

Héctor Solano Lamphar, investigador del Programa Interdisciplinario de Estudios Metropolitanos del Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, explicó que la contaminación lumínica es la emisión del flujo luminoso de fuentes artificiales nocturnas en intensidades y direcciones espectrales inadecuadas e innecesarias para la función a la que estas fueron destinadas. Es decir, que este tipo de contaminación se origina por la mala colocación de las fuentes de luz artificial, así como por la intensidad de las mismas; lo que se puede apreciar en la distribución de postes de luz en las ciudades, por ejemplo.

¿Cómo es que afecta a la salud?

La salud de los seres humanos se ve afectada cuando la luz reduce la producción de melatonina, una hormona que segrega la glándula pineal, la cual es fotosensible; lo que significa que al estar expuestos por las noches a la iluminación, no segregamos melatonina correctamente, lo que puede causar insomnio, depresión y aceleramiento del envejecimiento.

Además, pasar demasiado tiempo expuestos a la luz está asociado con estrés, baja productividad, e incluso depresión, esto debido al entorpecimiento en los ciclos circadianos, que se encargan de indicar al ser humano cuando es hora de comer, dormir o despertarse.

¿Cuál es su relación con los ecosistemas?

Éste tipo de contaminación afecta el equilibrio de los ecosistemas porque afecta directamente la labor ambiental de ciertos animales, como murciélagos e insectos, que se encargan de controlar plagas. Una lámpara pública puede llegar a matar 150 insectos por noche. Sin embargo, el caso de afectación más grave y común que conocemos es el que corresponde a las tortugas, ya que estos seres al nacer se guían por la luna para dirigirse hacia el mar y con la luz de malecones y andadores se desorientan y mueren.

Es necesario pensar en el mejor tipo de iluminación, intensidad y distribución de las luminarias, en todos los espacios donde suelas estar. Si bien las fuentes de luz son una parte esencial en la vida cotidiana, debemos considerar que nuestra salud y sobrevivencia de algunas especies dependen del óptimo aprovechamiento de la luz natural y nuestra adaptación al entorno.

Deja un comentario