Disfruta tus vacaciones como turista responsable

viaje

Cada año durante el asueto de semana santa miles de personas salen de su lugar de residencia y se dirigen a otros Estados en busca de un cambio de ambiente para relajarse y descansar. Estas movilizaciones generan un alto impacto en el medio ambiente, por esta razón es que se vuelve necesaria la evolución de prácticas turísticas hacia el Turismo Ambientalmente Responsable o Turismo Ecoamigable.

El Turismo Responsable hace referencia a una práctica donde a través del diálogo y la cooperación de empresas, destinos, productos, servicios y turistas se trabaja a favor de actividades que benefician las zonas naturales turísticas y las comunidades aledañas.

El enfoque de esta categoría de turismo se centra en minimizar el impacto ambiental, social y cultural negativo, razón por la que promueve el comercio local justo e involucra a las poblaciones locales en decisiones que afectan la subsistencia de las mismas, lo que contribuye a la difusión cultural y la conservación del patrimonio natural, es decir, incluye todos los factores del turismo, invitando a los turistas a actuar responsablemente siguiendo algunas recomendaciones para hacer del turismo una actividad amigable con el medio ambiente.

Los beneficios del turismo responsable

Los pilares básicos de este turismo son el ahorro en costos y mejora de competitividad para las empresas. Al cliente le proporciona la posibilidad de un consumo “guilt free”, este es el consumo sin culpa, resultado de adquirir productos o servicios de marcas responsables, transparentes y sostenibles. El consumo sin culpa en el turismo se da cuando te hospedas en un hotel que neutraliza sus emisiones de CO2 y utiliza energías verdes, por ejemplo. Esta práctica asegura al visitante una experiencia en completo respeto con el medio ambiente y sus habitantes.

Trabajar en conjunto con las comunidades locales aporta al Turismo Responsable un valor agregado, que consta de experiencias únicas de interacción con los ecosistemas. Debido a que el equilibrio de las zonas verdes es el motor económico de este nuevo turismo, se incita al visitante a participar en actividades sociales que difunden esta labor.

Sé un turista responsable

Es importante que seas consciente de que el éxito de esta nueva forma de ver al turismo depende de tu participación. Durante esta temporada vacacional prefiere sitios que respeten los ecosistemas, promuevan la conservación de la biodiversidad y divulguen la riqueza cultural del sitio que impactan.

Recuerda que para ser un turista responsable con el medio ambiente debes tratar de reducir tu huella en el Planeta. Prefiere sitios cerca de tu casa, así disminuirás el costo económico de tu descanso y tendrás la oportunidad de conocer la oferta cultural y ecológica que te rodea.

Por dónde iniciar con el turismo responsable

Cualquier día es bueno para poder darse un tiempo para uno mismo, ya sean vacaciones, días de asueto o sólo una salida rápida para cargar pilas, conocer o despejarse de las actividades diarias.

Sin embargo el salir de la urbe en que nos encontramos sumergidos conllevará siempre a un buen cuidado del lugar al que decidamos dirigir nuestros pasos.

Es por ello que te damos tips para tener desarrollar un turismo amigable con tu planeta.

1.- Elige aquellos proveedores que te ofrezcan garantías de calidad y respeto a los derechos humanos, al medio ambiente y a los animales.

2.- Utiliza recursos naturales como el agua y la energía con moderación. Que tu estancia en un hotel eficiente y moderno no te ciegue, recuerda que son bienes no renovables, por lo que son escasos.

3.- Trata de minimizar tus residuos. La mayoría son una fuente de contaminación.

4.- Coloca tus residuos en el lugar indicado y si es posible en lugares de reciclado.

5.- Si vistas ecosistemas sensibles, como arrecifes de coral o selvas, infórmate cómo hacerlo para causar el menor impacto y no degradarlos.

6.- No compres ni te lleves recuerdos, las conchas, por ejemplo, son el hogar o escondite de algunos animales.

7.- No compres flora o fauna protegida, ni productos derivados de dichas especies. Contribuyen a su extinción además de que es un delito.

8.- No molestes especies ni alteres su hábitat natural.

9.- Sigue todas las indicaciones necesarias para proteger y cuidar las áreas naturales, tendrás mejores experiencias.

10.- Disfruta de la cultura, costumbres, gastronomía y tradiciones del lugar respetando a la población local.

11.- Ayuda a la economía de la localidad que visitas, por ello come, compra en negocios locales, antes que tiendas o franquicias internacionales.

12.- Exprime tu Smartphone, ya no es necesario imprimir las guías turísticas, llévalas contigo en tu teléfono móvil, además de ahorrar papel, podrás consultarlas en cualquier momento y lugar.

13.- Antes de salir de casa desconecta los aparatos electrónicos. Contribuirás a un ahorro de energía y a tu bolsillo.

14.- Camina o utiliza una bicicleta siempre que tengas la oportunidad, si tienes que utilizar un transporte motorizado elige como primera opción el transporte público.

15.- Utiliza repelentes o bloqueadores naturales. Muchos de ellos contienen químicos que causan un gran daño al ecosistema.

Disfruta de tus días de asueto y fomenta en los niños y amigos el valor e importancia de cuidar nuestros ecosistemas.

Se han cerrado los comentarios