El Agua – Necesitamos cuidarla para mantener viva la ciudad

cuidando el agua

El agua siempre ha sido un elemento importante para el desarrollo de las civilizaciones, gracias a este líquido han crecido y se han consolidado las grandes metrópolis.

Citlalli Aidee Becerril Tinoco, profesora investigadora del Programa Interdisciplinario de Estudios Metropolitanos (CENTROMET), habló sobre la necesidad de cuidar el agua para no ser una ciudad dependiente: “Una ciudad sin agua está condenada a ser dependiente de otras ciudades, a ser depredadora de los recursos naturales de otras zonas hasta terminar con el límite de su capacidad de carga y según su ubicación geográfica, a convertirse en ciudad fantasma, tener problemas de salud pública y conflictos sociales”.

Alrededor del 85 % del agua que llega a la Ciudad de México se pierde en fugas, según datos reportados en la investigación doctoral Governance of the drinking water supply service: a case study of three mexican communities, realizada en 2012 por la doctora Becerril Tinoco.

Explicó que para el desarrollo del ser humano el agua dulce es indispensable, gracias a esta se asientan ciudades e industrias.

La cantidad de líquido disponible para una metrópolis depende del agua física del lugar y de la cantidad que exista en áreas vecinas. Tener que transportar agua de zonas fuera de la ciudad presenta un problema serio ya que no se cuenta con la infraestructura adecuada, perdiendo litros de esta sustancia en fugas a causa de la infraestructura vieja y el poco mantenimiento.

Tratar de disminuir el desperdicio es algo que debemos de hacer todos nosotros, como habitantes de la ciudad es nuestro deber exigir mantenimiento a la infraestructura pluvial. Con pequeñas acciones como reportar una fuga y cuidar que en tu hogar no goteen las llaves ayudas mucho.

Para un óptimo aprovechamiento debemos ser conscientes del valor que esta tiene, fomentar la cultura del agua y sobre todo realizar labores en casa que contribuyan a su conservación. Éstas pequeñas tareas, son las que marcarán el camino hacia el uso consiente de este líquido. Muestra a los miembros de la familia como reducir el gasto de agua con simples actividades como: usar un vaso para lavarse los dientes, bañarse en 15 minutos, captar el agua de la regadera en una cubeta o reutilizar el agua de la lavadora.

Deja un comentario