De México para el Mundo: El maíz


Maíz

 

Entre la gran biodiversidad del país, sin duda existe una planta que se encuentra en el corazón de todos los mexicanos: el maíz.

Su nombre científico es Zea mays y su origen se remonta a unos 7 mil años en estas tierras. Su  presencia fue fundamental para las antiguas civilizaciones mesoamericanas, incluso no existe país de América Latina que no siembre esta planta.

De acuerdo al Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), en el México existen 59 razas de maíz y el 50% de la superficie agrícola nacional está destinada a este alimento.

La gastronomía mexicana no sería la misma sin el protagonismo del maíz: tortilla, pozole, elotes, quesadillas, tacos y muchos platillos más son parte de la lista de donde esta planta hace gala.

Su riqueza nutritiva es indiscutible. Es fuente de energía por su noble cantidad de proteínas, fibra, lisina y vitamina A. Por ello, el maíz es uno de los cuatro alimentos mayor producidos en el Mundo aunque sea conocido por otros nombres como: choclo, jojoto, corn, milho y elote.

Pero no sólo cuenta con virtudes alimenticias, las cuales hay que recalcar, tienen la facilidad de transformarse en harinas, hojuelas y pastas; también es utilizado en procesos industriales como la fabricación de plásticos biodegradables, productos farmacéuticos, producción de almidón, aceites, bebidas alcohólicas, edulcorantes y ¡hasta biocombustibles!

El maíz, un ejemplo de la riqueza natural con la que cuenta México, y la protección de la misma debe ser motivo de orgullo y festejo este mes patrio.

 

Se han cerrado los comentarios