En invierno, nada mejor que un té de bugambilia

buganvilia earthgonomic

Violetas, rosadas o rojizas, la bugambilia es una planta con flores que comúnmente se coloca en los exteriores de las casas, ya que su gran belleza se extiende por las paredes al ser una planta trepadora, que llega a medir hasta 12 metros de altura.

La especie Bougainvillea spectabilis Willd es originaria de zonas tropicales de América el Sur y recibe su nombre gracias al navegante francés Louis Antoine de Bougainville, sin embargo es conocida con otros nombre es diferentes regiones, por ejemplo, en México y España la nombran buganvilla, mientras que en Argentina, Uruguay y Paraguay la llaman Santa Rita; mientras que en Perú, Colombia y Ecuador se nombra como buganvilia.

Su belleza característica radica en sus brillantes colores de flores, sin embargo, lo que muchas personas piensa que son flores en realidad son brácteas, es decir, hojas modificadas que asumen un aspecto similar al de las flores. Las flores de la bugambilia son pequeñas y blancas.

Una más de las grandes cualidades de la bugambilia es su uso medicinal, principalmente para el tratamiento de leves molestias de la tos, gripa, asma e incluso la bronquitis. Además, se considera un ingrediente muy favorecedor en tratamientos para la piel, gracias a sus propiedades antisépticas, lo que ayuda a prevenir el acné y descamaciones leves de la piel.

Sola o con mezclas de tulipán naranja, canela o tomillo, la infusión de esta planta puede ayudarte a calmar las molestias ocasionadas por los resfriados de la temporada. Sólo necesitas hervir un poco de agua y con el fuego apagado agregar unas hojas de bugambilia, ya que haya reposado unos minutos podrás agregar un poco de miel para darle más sabor.

No dudes en iniciar un pequeño cultivo de buganvilia en tu huerto para poder elaborar tus infusiones. La forma más fácil de hacerlo es a través de la reproducción de esquejes. Elige uno de madera dura e impregna las puntas con enraizantes que puedes adquirir en cualquier vivero. Coloca el esqueje en una maceta con buenas condiciones humedad y luz, ya que requiere de sol directo.

Cuando comience a crecer podrás trasplantarlo a un espacio amplio para su crecimiento y mantener algunos esquejes en maceta para tus infusiones. ¡Seguro te encantarán!

Recuerda que nunca debes automedicarte y ante cualquier enfermedad debes acudir a un médico para una evaluación profesional.

 

Se han cerrado los comentarios