Impactos y riesgos socioambientales de proyectos de infraestructura

Earthgonomic_infraestructureEn el marco de Diálogos con Ingenieros,  el Colegio de Ingenieros Civiles de México organizó una transmisión en vivo el pasado 05 de octubre del año en curso, llamada: “Impactos y riesgos socioambientales de proyectos de infraestructura”, para hablar de los retos en materia de infraestructura en México y cómo aumentar la competitividad a nivel Latinoamérica.

Luis Montañez Cartaxo, ingeniero civil por la UNAM, sustaining member de la International Association for Impact Assessment y actual director del Centro General del Centro de Servicios en Energía y Sustentabilidad, S. C., fue el primero en exponer  los conflictos socioambientales en el continente Americano, siendo que al sur, en la región andina, atañen a la minería y en la región del Amazonas surgen por el cambio de uso de suelo, mientras que en México los problemas pertenecen al sector agua y sector energía.

También el ingeniero Montañez Cartaxo añadió que se tiene un registro de 200 proyectos en toda Latinoamérica, de índole social, económico y político, que estaban involucrados en la extracción de minerales, gas y petróleo, producción de electricidad, uso de transportes, generación de residuos y el desarrollo urbano. Por lo que, más de un 60% de los proyectos generaban problemas de orden ambiental, es decir, contaminaban; un 80% aproximadamente degradan a los ecosistemas y un 33% tenían una mala gestión en sus zonas. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) ha atendido a 33 conflictos específicos en el país.

Posteriormente, Francisco Díaz Perea, biólogo por el IPN, maestro en Ecología y Ciencias Ambientales por la UNAM, doctor en Ecología y Manejo de Recursos Naturales por el Instituto de Ecología A.C. y actualmente consultor independiente en evaluación y planificación ambiental de proyectos energéticos, se encargó de dar algunos apuntes sobre cómo atender todas estas problemáticas y prevenir mayores conflictos.

Así el Dr. Díaz Perea habló sobre el desarrollo de la infraestructura en armonía con el ambiente, entendiendo a este último como el conjunto de elementos biofísicos, donde también se encuentran insertos los humanos. La infraestructura, con el objetivo de cumplir una función, ocupa un territorio y un ambiente, por lo que debe ser conceptualizada con un objetivo en el medio social, tomando en cuenta, y respetando, todos los elementos de la naturaleza.

Por lo que, los proyectos que buscan desarrollar infraestructura deben hacer uso de los servicios ambientales, es decir de todo lo que provee la naturaleza y que se puede convertir en bienes económicos, bienes estéticos y bienes culturales, para que exista una mejor regulación climática y del suelo, y se establezcan vínculos entre las personas y el medio y así obtener un sistema socioambiental óptimo y sin riesgos.

Se han cerrado los comentarios