Las empresas que NO cuidan el medio ambiente

Eartgonomic_empresas_blog16_07_20El impacto que tiene un gran número de empresas sobre el medio ambiente es el principal detonante del cambio climático.

Las compañías energéticas son responsables de un tercio de las emisiones de dióxido de carbono y metano. Por ejemplo, las plantas de producción de energía eléctrica que trabajan a partir de la combustión de carbón son las principales responsables de la contaminación del aire, según el último informe de European Environment Agency (EEA).

El carbón, además de ser el principal combustible para la generación eléctrica, también es usado usado en las grandes instalaciones industriales como las refinerías, producciones químicas o acería. Todas provocan que las emisiones de CO2, dióxido de sulfuro (SO2) y óxido de nitrógeno (NOx) se incrementen. 

El diario británico The Guardian, en su investigación “Revealed: the 20 firms behind a third of all carbon emissions” reveló a las 20 empresas de combustibles fósiles que son responsables del 35% de las emisiones contaminantes de dióxido de carbono y metano en el mundo desde 1965.

La mayoría de ellas son empresas estatales, es decir, pertenecen a un gobierno. La lista la encabeza Saudi Aramco, propiedad del Estado de Arabia Saudita, y le siguen Gazprom de Rusia, National Iranian Oil de Irán, Coal India de India, Petróleos de Venezuela de Venezuela, Pemex de México, PetroChina de China, Abu Dhabi National Oil de Emiratos Árabes Unidos, Kuwait Petroleum de Kuwait, Iraq National Oil de Iraq, Sonatrach de Argelia y Petrobras de Brasil.

Mientras tanto, Coca Cola, PepsiCo, Nestlé y Danone son las cuatro marcas que más plásticos de un solo uso venden a nivel mundial, y también son las que se identifican principalmente como contaminantes de los mares en un informe global de auditoría de marcas llevado a cabo por Break Free From Plastic como resultado de 239 limpiezas en 42 países

Greenpeace Internacional plantea que estas cuatro firmas mundiales y todas las que comercializan con plásticos de un solo uso no tienen planes de frenar la creciente producción y comercialización de sus productos, y que las soluciones que están explorando, basadas en el reciclaje, sólo alargarán el problema, ya que sólo se han reciclado el 9% del total de los plásticos que generan. En España, por ejemplo, se calcula que, solamente en bebidas, cada día se ponen a la venta 50 millones de envases y, de ellos, solo se recuperan 20 millones.

En tanto, la industria de la electrónica, con marcas muy destacadas en la producción de ordenadores, dispositivos móviles, televisiones y videojuegos, es la responsable de la contaminación del suelo y agua, ya que utiliza productos químicos en la fabricación de sus componentes, que terminan siendo tóxicos sino se les da el tratamiento adecuado. 

El documento The Guide to Greener Electronics publicado en 2017 por Greenpeace Internacional calificó Nintendo como la compañía más contaminante en el proceso de desarrollo de sus productos. Microsoft y Nokia también tienen las peores calificaciones.

Todo lo anterior sólo mientras que a pesar de los grandes esfuerzos por combatir el cambio climático y cuidar el medio ambiente, a través de campañas de reciclaje, sistemas de sustentabilidad e incluso leyes y políticas públicas, las grandes empresas siguen teniendo una gran responsabilidad de que la situación no mejore.

Se han cerrado los comentarios