Lavaderos ecológicos

lavadero ecoloėgico IMTA

IMTA, Biodigestores (presentación, 2012)

Colaboración del Centro Virtual de Información del Agua

El tema del tratamiento de aguas residuales para las ciudades pasa necesariamente por la presencia de plantas de tratamiento suficientes para el volumen de aguas residuales producidas. En el caso de las comunidades rurales, existen algunas diferencias, partiendo de que el ámbito urbano generalmente posee una mayor cobertura a redes de alcantarillado. Existen diversas alternativas tecnológicas que permiten reusar y tratar el agua de uso doméstico. Las llamadas ecotecnias representan una alternativa viable para las comunidades rurales, aquí retomaremos una de ellas: los lavaderos ecológicos.

Funcionan mediante digestión anaerobia, un tratamiento biológico en el cual  los microorganismos degradan la materia orgánica en ausencia de oxígeno en una cámara denominada “reactor”. El producto que resulta de esta digestión de compuestos orgánicos es el biogás, cuya composición dependerá del sustrato digerido y el tipo de tecnología.

Los lavaderos ecológicos contienen también una trampa de grasas y el uso de plantas y especies vegetales. Así funciona: La trampa de grasas recoge las grasas y sólidos de las aguas jabonosas, posteriormente el agua se dirige a los reactores anaerobios, donde comúnmente se depositan pedazos de PET para brindar a los microorganismos una superficie de dónde adherirse y formar colonias que hagan el trabajo de degradación de la materia orgánica y, por último, dirigirse a compartimentos rellenos de grava y arenas, donde es posible tener pequeños cultivos que aprovecharán los nutrientes del agua, y terminarán el tratamiento. El agua tratada se regresa al entorno mediante un pequeño tubo de PVC.

Es importante recalcar que este sistema está diseñado para tratar únicamente aguas grises, es decir, aguas que fueron utilizadas para el aseo y la limpieza (p. ej. de utensilios y ropa) y es capaz de tratar hasta doscientos litros por día. Entre sus ventajas podemos mencionar su bajo costo y sencilla comprensión; su facilidad para adaptarse a diferentes contextos socio-ambientales; los usuarios asumen la responsabilidad de su uso y mantenimiento, por lo que fomenta la aprehensión del conocimiento y cultura del cuidado del agua, así como la organización dentro de las comunidades; además de no generar dependencia tecnológica y tener un bajo impacto ambiental.

Además de los lavaderos ecológicos, existen diversas ecotecnias que pueden resultar en alternativas para el tratamiento y reúso de agua, como sistemas de captación de agua pluvial, sanitarios ecológicos y secos, cisternas y sistemas de almacenamiento, etc.

Te invitamos a consultar más información en: http://www.agua.org.mx/actua/consumo-responsable/dispositivos-y-tecnologia-alternativas

Se han cerrado los comentarios