¿Qué es la economía circular?

AF7FF831-2276-4B46-9E0D-C0090622F3C9La “economía circular” es concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, ya que plantea el objetivo de que el valor de los productos, los materiales y los recursos naturales se mantenga en circulación durante el mayor tiempo posible, y al mismo tiempo reducir al mínimo la generación de residuos.

Este concepto se implementa a través de un sistema en el que se reduce la producción al mínimo indispensable, y apuesta por la reutilización de los elementos cuando sus propiedades no pueden volver al medio ambiente.

“Básicamente, sería decir que tenemos que inspirarnos en la naturaleza en donde no existe el concepto de desperdicio. Todo lo que la naturaleza genera es un insumo o alimento para otro organismo. Pensemos en el bosque, las hojas de un árbol se convierten en abono para la tierra; un animal muerto, llega otro y lo come. Todo es un flujo cerrado en lo que todo fluye”, apunta Adriana Zacarías, coordinadora regional de Eficiencia de Recursos para América Latina y el Caribe de ONU Medio Ambiente, con respecto a la economía circular.

Al tomar como ejemplo el modelo cíclico de la naturaleza, se apuesta por utilizar la mayor parte de materiales biodegradables posibles (llenos de nutrientes biológicos) en la fabricación de bienes de consumo para que éstos puedan volver a la naturaleza sin causar daños medioambientales al agotar su vida útil.

En los casos que no sea posible utilizar materiales amigables con el medio ambiente, como los que tiene nutrientes técnicos, los componentes electrónicos, algunos metales y las baterías, se pretende facilitar un desacople sencillo para volver a incorporar la mayor cantidad de elementos a un nuevo ciclo de producción y componer un producto nuevo.

El sistema económico vigente se desmarca diametralmente del ciclo de vida de la naturaleza porque su modelo de producción y gestión de recursos, bienes y servicios sólo busca potenciar un consumo a corto plazo, lo que lo hace incompatible con desarrollo sostenible, enfocado al largo plazo.

Por lo que Zacarías también señala: “Lo que la economía circular nos dice es que es necesario cambiar la forma en la que actualmente producimos y consumimos, que está basada en una economía lineal de extracción-producción-consumo-desperdicio. Lo que queremos es pasar a una economía circular en la que tenemos que cerrar los ciclos de producción y mantener un flujo constante de recursos naturales”.

En la naturaleza no existen la basura ni los desperdicios: todos los elementos cumplen una función de manera continua y son reutilizados para su aprovechamiento en diferentes etapas. Por lo que diseñadores, fabricantes, distribuidores, consumidores, y en suma, reparadores y recicladores deben crear una cadena productiva  que gire y gire.

Adoptar este sistema de economía circular podría, según la ONU, puede reducir hasta un 99% los desechos de algunos sectores industriales y un 99% de sus emisiones de gases de efecto invernadero, así se protegería el medio ambiente y combatiría el cambio climático.

Actualmente son muchas industrias y empresas las que trabajan en implementar la economía circular, donde la regla de las tres “erres” (reducir, reusar y reciclar) alcanzaría por fin su auténtica dimensión, ya que son  tiempos críticos en los que se debe saciar la necesidad de reducir los desperdicios y explotar más racionalmente los recursos para seguir funcionando.

Se han cerrado los comentarios