¿Qué es y en qué consiste el Green Friday?

Earthgonomic_GreenFriday_1

El consumo indiscriminado ha originado grandes problemas sociales, emocionales, económicos y principalmente ecológicos.  Como consecuencia, ha surgido una iniciativa que aboga por un consumo responsable y meditado respetando los ejes de sostenibilidad según los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) llamado “Green Friday“, como contraparte del “Black Friday”

Black Friday

El viernes negro es conocido por sus grandes ofertas de rebaja y promociones, así como por su proximidad a la Navidad ya que es una de las fechas en las que más se consume. Este día se originó en Estados Unidos en los años 60, momento en que el comercio minorista quería aumentar sus ventas durante las fiesta.

A pesar de que el Black Friday ha tenido beneficios económicos a la industria minorista, este no ha sido del todo benéfico ni responsable con el medio ambiente. La producción en exceso para generar las promociones ha causado grandes estragos en los mares, ríos, y demás lugares de la Tierra.

Estos Residuos que acaban desechados son consecuencia de las compras de productos nuevos y que a veces no son necesarios.

Green Friday

Suecia, uno de los países líderes en sostenibilidad menciona que una sociedad “es sostenible cuando ha desarrollado la capacidad para producir indefinidamente a un ritmo en el cual no agota los recursos que utiliza y que necesita para funcionar y no produce más contaminantes de los que puede absorber su entorno.”

El viernes verde, es una alternativa ecológica mundial que busca concientizar sobre el consumo responsable y orientarlo hacia un acto sostenible con el medio ambiente y las personas ya que la demanda consciente de nuevas y viejas generaciones a tendencias verdes va en aumento.

Salvar el planeta es un trabajo en conjunto entre todos los actores que lo conforman y cada grano de arena es igual de importante. La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) está fuertemente ligada a la sostentabilidad pues este tiene la obligación que sus procesos, productos y servicios sean sostenibles con el objetivo de mejorar su situación competitiva, valorativa y su valor agregado.

No se trata de evitar comprar productos nuevos, pero si consumir de manera consiente y responsable.

Se han cerrado los comentarios