¿Qué pasaría si las abejas se extinguen?

2017-08-18 Ecoosfera abejas

Los antófilos, también conocidos como las abejas, son la clase de insectos que son primordiales para el equilibrio de los ecosistemas. Estos tienen presencia en todo el mundo, excepto en la Antártida. Habitan lugares donde la vegetación es exuberante y rica en plantas con flores. De las 20,000 especies conocidas, no todas producen miel y existe diversidad en su tamaño y color.

Las abejas tienen una estructura muy organizada dentro de sus colonias, similar a la de las hormigas. Los antófilos habitan en colmenas o panales construidos por ellos mismos; hay tres niveles dentro de su jerarquía. La abeja reina es la que tiene una única función reproductiva, mientras que las obreras; también hembras, pero estériles, se encargan del mantenimiento de su hogar, la limpieza y el cuidado de las crías. Los zánganos, que son machos, son los que se aparean con la abeja reina.

Son conocidas por la producción de miel, consumida por el humano. Ésta es una sustancia dulce, de consistencia viscosa que se produce a partir del néctar de las flores. La apicultura es el nombre que recibe la explotación de este producto por manos humanas. Pero su función es mucho más importante que eso, tal vez no es perceptible a simple vista por el humano, pero juega un papel fundamental en la polinización.

El proceso de polinización consiste en el paso del polen de los órganos masculinos a los femeninos de las plantas; existen diversos animales e insectos que se encargan de ellos, como mariposas, polillas, colibríes, incluso algunos murciélagos. Pero el principal grupo es el de las abejas.

Pero las abejas corren un gran riesgo; su población ha disminuido de manera alarmante a través de los últimos años. Hay diversos peligros que violentan su integridad; en Asia los avispones representan una amenaza para las abejas. No obstante, el mayor de ellos son los humanos. La desaparición de sus hábitats, el uso de plaguicidas, campos magnéticos producidos por aparatos artificiales, entre otras, son las principales causas y todas están relacionadas directa e indirectamente con el humano.

De extinguirse las abejas, muchas de las plantas que son polinizadas por ellas se extinguirían también y eso tendría un impacto negativo trascendental para el equilibrio del planeta y para nosotros; participemos activamente para preservar a las abejas.

Se han cerrado los comentarios