Radiografía de una mujer emprendedora que sabe elegir lo natural

mujeres earthgonomic

Llegó el momento de romper los mitos y construir los nuevos caminos.

Hasta hace pocos años las mujeres soñaban con tener una oportunidad social, laboral e incluso familiar que les permitiera demostrar su potencial, no sólo como mujer, sino como ser humano con las mismas fortalezas que sus semejantes.

Hoy es una realidad que existan movimientos contra el abuso a las mujeres, de dignificación de las mujeres rurales e incluso el día de la lactancia materna, por ejemplo. ¿Es algo nuevo? Claro que no, es regresar a las bases, a recobrar la esencia de mujer que se encuentra en sí misma, es su poder natural.

El poder de las mujeres radica es su naturaleza: el amor natural, sus emociones e instintos. Una mujer natural, hoy en día, demuestra sus habilidades y cualidades incluso cuando decide emprender y ser sus múltiples versiones: mujer, amiga, madre, hija, abuela y por qué no, emprendedora de su propio negocio, por ejemplo.

¿Cómo son las mujeres emprendedoras?

  • Su principal motivación es el amor natural que siente por ella, por sus sueños y sus seres queridos
  • Disfruta cada etapa del camino. Aquellos caminos soleados, pero también los baches que algunas veces la hacen tropezar, porque eso le ayude a aprender más
  • Saben organizarse y atender varias situaciones al mismo tiempo. Encuentran las oportunidades que pueden aprovechar para sacar el máximo provecho de todo, incluso de manera simultánea
  • Buscan crear un legado. Dejan una huella y un patrimonio para la sociedad y sus seres queridos
  • Ayudan a otras personas a fortalecerse. No tienen miedo de compartir su conocimiento y experiencias, especialmente con otras personas que inician un camino y no saben qué hacer
  • Son empáticas y construyen redes. Especialmente con otras mujeres. Saben entender lo que han pasado y forman grupos de trabajo colaborativo
  • No tienen miedo de desvelarse y hacer algunos sacrificios. Su estándar es la felicidad y comodidad
  • Regresan a los orígenes. Buscan alimentos naturales, materias primas o insumos locales que no afecten al entorno natural y trabajan con las comunidades cercanas
  • Saben pedir ayuda. Reconocen cuando necesitan del apoyo del alguien más y no temen demostrar su vulnerabilidad

Porque la fortaleza está en el trabajo común, te invitamos a conocer las experiencias de mujeres emprendedoras que han enfocado su camino en los negocios sustentables.

 

Se han cerrado los comentarios