Reforestar para generar agua

Bosque_Equilibrium 270318

¿Sabías qué los suelos forestales absorben 4 veces más agua de lluvia que los suelos cubiertos por pastos, y 18 veces más que el suelo desnudo?

Reforestar es la acción de establecer vegetación arbórea en terrenos con aptitud forestal; consiste en plantar árboles donde ya no existen o quedan pocos; así como su cuidado para que se desarrollen adecuadamente.

En México, la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) creó el Programa Nacional de Reforestación (Pronare) para recuperar la superficie en donde la vegetación natural se ha perdido; esto ha significado un cambio importante en las estrategias de reforestación pues da mayor énfasis al uso de especies nativas y al incremento en la supervivencia de los árboles plantados.

Los bosques son los ecosistemas que más agua producen: al caer la lluvia es asimilada por la espesa vegetación y se evapora nuevamente para formar otra vez nubes. Al escurrirse por la superficie del suelo, forma ríos, arroyos, lagos y lagunas. Al filtrarse en el subsuelo (con la ayuda de los árboles, arbustos, pastos, etc., y a través de las rocas), forma los mantos freáticos o acuíferos.

Los bosques y el agua son los principales protagonistas del desarrollo de la vida en los ecosistemas: los primeros, por ser productores y partícipes de una gran cantidad de funciones, y el agua por ser el líquido conductor, regulador y portador de la vida. A medida que perdemos los bosques, se disminuye la capacidad de capturar agua; se destruye el hábitat de plantas y animales y se afecta la vida de todos.

Con sus profundos sistemas de raíces, los árboles son capaces de extraer agua de zonas profundas del suelo. Esta reserva subterránea y constante de agua es liberada lenta y gradualmente por los árboles, ayudando a evitar las inundaciones y sequías estacionales.

Por ello, a mayor vegetación, mayor presencia de lluvia y el ciclo de generación de agua. Procuremos el cuidado de bosques y practiquemos la reforestación tan necesaria para conservar el equilibrio de la Tierra.

facebooktwittergoogle_plusmail

Se han cerrado los comentarios