Retornos de inversión por capacitación en sustentabilidad empresarial

 

capacitacion_earthgonomic

La importancia de orientar a una empresa en ámbitos sustentables, hoy más que nunca es un factor fundamental, debido a las exigencias que el planeta requiere.El cambio climático, contaminación, desigualdad, especies de animales que desaparecen, el deshielo de los polos, el agujero en la capa de ozono, son temas que preocupan y que dañan a la sociedad.

Años atrás, las empresas hacían una recolección de recursos naturales para cubrir la demanda de necesidades de la sociedad y muchas veces no se tuvo conciencia sobre cómo la extracción ilimitada de recursos alteraría el ecosistema de una región o del planeta entero.

El imparable progreso humano desde la Revolución Industrial ha incrementado el consumo de los recursos hasta superar la capacidad de recuperación del propio planeta. Los ecosistemas proveen de bienes y servicios vitales para el ser humano y otros organismos, por ello, el sostenimiento de estos es imprescindible para la supervivencia de la sociedad.

El desarrollo sustentable consiste en satisfacer las necesidades sociales actuales sin comprometer la estabilidad de futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades, es por ello que se debe de reducir el impacto ambiental para dar un futuro prometedor a las nuevas generaciones.

La prosperidad tiene un peaje en el medio ambiente. De acuerdo con el informe Planeta Vivo de la organización mundial WWF,  al nivel actual de “gasto” de recursos naturales la humanidad necesitaría 1,6 planetas para mantener su estilo de vida. Y esa cifra subiría hasta los 2,5 planetas en 2050, año que en realidad no es tan lejano.

Este dato cobra mayor importancia si estimamos los alcances de dichos efectos, especialmente cuando el consumo de recursos del planeta por persona es 10 veces mayor en las economías occidentales que en algunos países de África y Asia. Es por ello que si no valoramos el impacto de nuestras decisiones en el medio ambiente, nuestra propia existencia sobre el planeta puede verse comprometida.

Derivado de estas estimaciones desde hace ya algunos años, en 1992 durante la Cumbre de la Tierra de Río se sentaron las bases del desarrollo sustentable y se elaboró el primer borrador de la Carta de la Tierra y se creó el Programa XXI, un plan de acción para el desarrollo y la promoción del desarrollo sustentable.

Ya no debemos pensar solo en que el ser una empresa sustentable es una acción social o una moda pasajera, el desarrollo sustentable es un balance entre el buen uso de los recursos naturales y el mantenimiento de la economía de una sociedad. Es por ello que se afirma que es una forma de actuar que garantiza el éxito comercial y ambiental a corto y largo plazo.

Es importante entender que el tener prácticas ambientales no está peleado con el mejoramiento social ni mucho menos con el crecimiento económico, por ejemplo, un bosque puede ser talado en unas partes pero se reforestado en otras. Esto no es algo necesariamente malo si se hace a través de una explotación forestal planeada y los efectos de erosión en los suelos, el agua, la fauna y la flora son tomados en cuenta para reducir el impacto, así si el bosque es manejado correctamente este se convierte en un recurso sustentable.

La sustentabilidad tiene tres grandes componentes: social, económico y ambiental, los cuales van de la mano.  Operar en una empresa sustentable también significa invertir en capacitación, buenas condiciones laborales y beneficios para los colaboradores. Acciones que no deben de verse como un gasto, ya que todo lo que se da a los trabajadores se recupera en forma de eficiencia, calidad, lealtad e innovación.

Hay empresas que hacen un buen uso de los recursos naturales, enseñando al personal el valor del cuidado y buen uso de los materiales para generar un mayor equilibrio para el bienestar de un ecosistema y al mismo tiempo que se cubren las necesidades humanas y aplican, por ejemplo, el reciclaje para que no causen un impacto ambiental, muchas de ellas basándose en la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), la cual se basa en la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas.

La educación es muy significativa en toda sociedad, ya que nos permiten formar parte de ella y orienta a tomar mejores decisiones, es por ello que la capacitación en una empresa es algo primordial para poder tener un mejor desarrollo económico y social.

En México las capacitaciones son un derecho del trabajador, estipulado en el artículo 132 bis de la Ley Federal del Trabajo, el cual indica que todo trabajador tiene el derecho a que su patrón le proporcione capacitación o adiestramiento en su trabajo que le permita elevar su nivel de vida y productividad, conforme a los planes y programas formulados, de común acuerdo, por el patrón y el sindicato o sus trabajadores y aprobados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Pensar en implementar prácticas adecuadas, como la adopción de remuneraciones justas, el desarrollo de un buen entorno de trabajo, las oportunidades de capacitación y beneficios en materia de salud y educación para los trabajadores y familias, elevan la motivación y aumentan la productividad.

La capacitación es uno de los métodos más importantes en cualquier organización, ya sea pública o privada, la cual transmite información para desarrollar a un grupo de personas la aplicación y manejo de los recursos y así cumplir con los procesos para lograr objetivos.

Sabemos que no es fácil cambiar las políticas institucionales tradicionales y enfocarlas hacia un enfoque de Responsabilidad Socio Corporativa, sin embargo,  en la actualidad hay organizaciones especializadas que ayudan a capacitar a los colaboradores de una institución sobre estos temas.

Una buena capacitación te ayudará a apuntalar la retención de talentos, especialmente considerando el alto grado de competitividad del mercado actualmente. Además que mejorará y promoverá una buena imagen de la compañía en el personal interno, especialmente en casos donde los empleados resultan directamente involucrados a través de actividades generadas por el programa.

Esta capacitación te ayudará a cumplir con objetivos y lineamientos ambientales internacionales que cada vez son más requeridos y que garantizan una mejor imagen,  reputación y sustentabilidad, cuyos resultados tienen como beneficio la maximización de los beneficios económicos y responsabilidad ambiental, así como minimizar o eliminar las externalidades negativas.

Es así como la legislación laboral y las normativas relacionadas con el medio ambiente son el punto de partida. El cumplimiento de estas normativas básicas, son las obligaciones que cualquier empresa debe cumplir simplemente por el hecho de realizar su actividad.

Hay diversos talleres, diplomados incluso en línea a las que como empresario se puede acudir. La capacitación como un empresario responsable socio-ambiental te brindará mecanismos que te ayudarán a tener una visión integral y será más fácil tomar decisiones valorando el impacto de las acciones y/o proyectos en las comunidades, trabajadores y el medio ambiente, así incorporar efectivamente proyectos y procesos para obtener mejores resultados en material ambiental, ya que se brindad herramientas y conocimientos profesionales para la formación o especialización en este campo para así contribuir a la responsabilidad empresarial como modelo de gestión.

Al conocer las características del desarrollo sustentable y aplicarlas en una empresa hace un mundo más equitativo y justo. Y por si esto no fuera poco, el tomar parte en acciones de desarrollo sustentable baja la carga de impuestos a las empresas y es un valor agregado para acceder a créditos financieros.

Una empresa con colaboradores capacitados en materia ambiental sin duda alguna será aquella se se posicione como líder en su sector gracias al incremento de productividad, reducción de costos de operación, así como proyección internacional gracias a su competitividad a nivel global.

facebooktwittergoogle_plusmail

Se han cerrado los comentarios