¿Extremadamente dependiente de las toallitas húmedas?

Toallitas Humedas

Estamos muy acostumbrados a utilizarlas y en realidad facilitan el aseo de los más pequeños de la familia pero, ¿te has puesto a pensar qué tal vez ya se te hizo costumbre utilizarlas? y ahora lo haces de manera innecesaria.

Uno de los principales problemas es que desechamos las toallitas húmedas en el inodoro, a pesar de que éstas contienen una advertencia que claramente indica que no debe hacerse.

De acuerdo a una ONG británica, la presencia de toallitas húmedas usadas en las playas británicas aumentó en 50 por ciento en el último año. Por otra parte, el New York Times publicó que la ciudad de Nueva York ha gastado más de 18 millones de dólares para resolver problemas en sus plantas de tratamiento de aguas a causa de estas toallitas. En Ecuador, por ejemplo, hace ya dos años, una empresa de agua pública pidió a los ciudadanos que no arrojasen las toallas húmedas al inodoro por los problemas que estaban generando en las estaciones depuradoras.

La razón por la que esto se ha convertido en un problema es que a diferencia del papel higiénico, estos paños no se desintegran con facilidad, ya que su diseño está enfocado en mantener su estructura aún con humedad, lo que significa que no se rompen dentro del sistema de cloacas.

Si continuamos desechando este producto incorrectamente terminará modificando el paisaje de las playas y eventualmente se unirá a las partículas de plástico que flotan en los océanos.

Lo mejor es reemplazarlas por una opción eco amigable, que sea biodegradable o por una toalla re-lavable de algodón o bambú.

Analiza el consumo que haces de estos productos, úsalos de forma inteligente para evitar dañar el medio ambiente, no olvides siempre leer las etiquetas. Estas son creadas para que identifiques medidas de seguridad y la forma correcta de uso y desecho de la mercancía.

Cuidando del Planeta, cuidas de tu familia.

Deja un comentario